viernes, 27 de noviembre de 2015

EL CRUZADO. Stephen J. Rivelle



-Lleno de contradicciones, como supongo que estaban aquellos hombres en aquellos tiempos. Al menos, algunos de ellos, los más humanos.-


Portada del libro El cruzado, de Stephen J. Rivelle
Edición en español (1997)
Género. Novela Histórica.


Lo que nos cuenta. En el libro El cruzado (publicación original: Der Kreuzritter, 1996), el duque Roger de Lunel escribe un diario para sus descendientes en el que cuenta cómo decidió unirse a la Primera Cruzada, cómo fue su viaje hasta Tierra Santa y su participación en el conflicto, mientras sus palabras expresan su opinión de los protagonistas del evento y sobre los cambios que va sufriendo su carácter mediante las experiencias que vivió.


Mi opinión. Novela que huye de efectismos para ofrecer una narrativa sólida, sobre todo en sus atmósferas, de ritmo estable pero suave y que tarda en arrancar, con muchas notas a pie de página, de necesidad variable y discutible, que pueden romper ese delicado ritmo, muy sexual y de muchas maneras, combinadas todas con acierto además para exponer lo que se vivía en la época por la influencia social y religiosa, que maneja con soltura muchos eventos históricos muy conocidos que rodearon la Primera Cruzada mientras supone con sentido y coherencia sus razones (y sinrazones), agradable de leer en general y que podría ser una buena opción para acercarse al origen y primeros desarrollos de las Cruzadas para aquellos que no sepan mucho del tema y suelan rehuir los ensayos, porque sigue los eventos conocidos al pie de la letra.


Destacado. Cómo el autor muestra el choque entre creencias, opiniones e intereses desde una óptica de inocencia, nada casual, muchas veces.


Potenciales Evocados. La versión inmisericorde, realista y cruda de Camino a Jerusalén.

2 comentarios:

  1. Hola Olethros,

    Perdona, ¿pero no publicaste esta entrada ya hace unos días? :)

    Me atraen mucho estos libros con forma de diario; son con frecuencia más psicológicos, subjetivos. Por otra parte, me gustaría saber si el protagonista se inicia en las cruzadas con fervor y si, más tarde, sale de ellas con decepción, arrepentimiento y pena (o una aproximación...).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por unos segundos así fue, Alex, pero corregí el calendario de publicación y quedó guardada hasta el momento correcto de publicación, hoy.

      Y la respuesta a su segunda pregunta también es sí, esta vez rotundo. Lo que ve, oye, vive y nota el protagonista cambia muchísimo su visión de las cosas.

      Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin