sábado, 12 de diciembre de 2015

LA RASTREADORA. Antonio Lagares (2012)



-Enrevesado y complejo no son sinónimos, como tampoco lo son raro y distinto.-

 photo 01.LaRastreadora_zpsokthjc7t.jpg

Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. La muerte de David afecta a toda su familia, en especial a su hermano Miguel, presente durante el accidente fatal. Pero varias personas dudan de qué sucedió en realidad. Décadas después, una Rastreadora formada en la Gran Pirámide de Path entra en la vida de Miguel, ahora un vagabundo, con la intención de “ajustar” su mente para prestar un servicio a la sociedad, trabajo que debera ser rematado por un Ajustador. Pero su tarea no sigue el rumbo habitual.


Mi opinión. Trabajo de bajo ritmo porque se regodea en sí mismo sin darse cuenta, muchas veces, que está diciendo la misma cosa una y otra vez cambiando palabras, que ofrece un trasfondo de tecnología “de baratillo” y casi fantástico para, supuestamente, afrontar un thriller psicológico de género (o una novela de psiquiatría fantástica, según se vea), en la que, con la actitud adecuada, quizá se pueda ver una crítica a ciertas actitudes totalitarias (o no, y no soy más que yo y mi buena voluntad…), lograda en cuanto a su atmósfera (si buscaba lo esquizoide o lo casi alucinógeno), muy difícil de clasificar, que avanza a trompicones entre lo entretenido a veces, lo desconcertante por momentos y lo pesado otras, nada cómoda de leer y, sin duda alguna, un producto distinto a lo habitual.


Destacado. Sensaciones de monólogo demasiado intensas y prolongadas.


Potenciales Evocados. Madre mía, cómo lo explico… psicología tecnológica de la Atlántida aplicada a la limpieza social… no sé si habré acertado… o Philip K. Dick muy bajo de forma tratando de seguir la estela de Dan Brown… tampoco sé si acierto…

8 comentarios:

  1. Parece interesante de leer, sobre todo si trata dominación o totalitarismo, temas que me gustan. Pero ¿la Atlántida? Eso me suena raro. Miraré a ver si lo consigo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos dirá que le parece si finalmente decide leerlo.

      Gracias por su aportación, Karen.

      Eliminar
  2. Por Dios, Olethros, visto el tostón que parece ser la novela, hay que reconocer que su paciencia está hecha a prueba de bombas. Yo dejo a un lado un montón de libros por mucho menos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que conste que la palabra "tostón" la usa usted y no yo, pero gracias por sus ánimos y por su aportación, Benjamín.

      Eliminar
  3. Yo diría que el cien por cien de sus lectores, ha leído la palabra "tostón", entre líneas, Olethros. O quizá sean imaginaciones mias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no puedo controlar lo que ustedes entienden, sólo lo que yo escribo. Con eso no quiero decir que esté usted equivocado ni todo lo contrario.

      Gracias por su aportación, Benjamín.

      Eliminar
    2. Es usted claro, como un libro abierto, señor Olethros. No se puede decir más, diciendo tan poco. Evidentemente, este debate es estéril, como las arenas de Marte. Saludos, amigo mío.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin