viernes, 18 de diciembre de 2015

SOLARIS. Stanislaw Lem (1961)



-Partiendo de conceptos de género, resultados literarios de mayor alcance y que lo superan.-

 photo 01.Solaris_zpsijmrqm9g.jpg

Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. Al planeta Solaris llega el psicólogo Kris Kelvin con la misión de analizar qué está ocurriendo con los científicos que habitan la estación que hay en el planeta, encargada de analizar su océano y sus características de entidad parabiológica. En cuanto pone el pie en la estación, nota que nada va bien allí, pero pronto él mismo comienza a percibir cosas que no puede explicar por más que busque causas respaldadas por la ciencia.


Mi opinión. Novela que fue pionera en muchas cosas (en las que sobresale todavía, aunque otros trabajos se han aproximado al género con intencionalidades parecidas) porque, simultáneamente, hizo Ciencia ficción que se alejó de clichés comunes, se preocupó por la idea del contacto con una especie alienígena totalmente diferente en su concepción al ser humano, se preocupó por generar una ambiente constante y apropiado a la trama en todas sus páginas, apuntaló toda la obra al decidir darle un trasfondo amplio y creíble desde lo técnico a pesar de su obvia ficción y, recuerden que lo logró todo a la vez, además trabajó la psicología de los personajes con gran profundidad mientras reflejaba su humanidad en toda la extensión de la palabra, de ritmo pausado, que en ocasiones puede pecar de sus virtudes si el lector busca una novela de Ciencia ficción mínimamente convencional, que en otras puede parecer excesivamente filosófica si el lector tampoco entiende que esa es una de las intenciones de la novela, muy cuidada en lo formal, que deja mucho poso si se le permite y que, en realidad, es mucho más que género. Pero mucho, quedan avisados, porque aquí hay, sobre todo, literatura y reflexión sobre el hombre como individuo.


Destacado. Otra de las muchas caras del autor, un gigante, un coloso.


Potenciales Evocados. Me los tengo que guardar, estimado lector, porque estaría metiéndome en el pastoso cenagal de los spoilers.

4 comentarios:

  1. Muy buena reseña, en la que no puedo estar más de acuerdo.En mi modesta opinión, una de las joyas de la corona de la ciencia-ficción. Un libro que traspasa géneros, que derrocha filosofía, que genera debate y que queda en el corazón del lector para siempre. Difícil de leer (hay quién dice que es aburrido) y digerir para el lector excesivamente joven o novato y mucho más disfrutable para aquel que acumula un buen bagaje de lecturas. Creo que es un libro que exige toda la atención posible, no vale leerlo con la tele puesta, los ñiños pegando saltos en el sofá y mirando el móvil de vez en cuando. Si alguien dice ser fanático de la ciencia ficción y no ha leído este libro (o más bien, no piensa hacerlo), es que no es tan fanático, simplemente es un aficionado, como yo lo soy al café con leche. Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy interesante, cierto. Estamos muy de acuerdo.

      Gracias por su aportación, Benjamín.

      Eliminar
  2. Una excelente novela que deja al ser humano a la altura que merece en un universo infinito, desconocido y que para su sorpresa (y me gustaría pensar que para su vergüenza también), no gira en torno a la existencia del homo sapiens. Hace aproximadamente 5 años que la leí y sigue siendo mi novela preferida de ciencia-ficción, y sin duda muy arriba de la lista en literatura universal (sin etiquetas adicionales).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy con usted. Además de ser gran libro, es literatura por encima del género.

      Gracias por su aportación, Cities: Moving.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin