jueves, 7 de julio de 2016

CABAL. Clive Barker (1988)



-De los trabajos que comenzaron a vislumbrar otro camino para el horror fantástico.-

 photo 01.Cabal_zpslq2d0lgr.jpg


Lo que nos cuenta. Aaron Boone es un enfermo mental que a pesar de los esfuerzos del psiquiatra que le está tratando, el doctor Decker, no puede dejar de matar por mucho que no recuerde haberlo hecho. En sus sueños aparece una ciudad, Midian, donde cree que los monstruos como él están protegidos y a salvo. Cuando encuentre el lugar, bajo un cementerio, será mordido por uno de sus habitantes para después, cuando encuentre al psiquiatra, averiguar que es inocente y sólo el chivo expiatorio de Decker, el verdadero asesino. Libro también conocido como Razas de noche.


Mi opinión. Novela de horror fantástico, curiosísima en su momento porque fue de las primeras en explotar la existencia de sociedades dentro de las sociedades pero apartadas, con una trama que se mueve, mediante lo splatterpunk y lo New Weird, entre lo más hemoglobínico y lo mágico extraño, de buen ritmo, altibajos en el interés cuando la trama se ramifica, manejo bastante cándido del romance por muy explícito que sea su sexo, muy rápida de leer tanto por su ritmo como por su brevedad y de atmósferas conseguidas sobre todo en Midian.


Destacado. Decker y su alter ego Cara de Botón. Un villano tan interesante como terrorífico.


Potenciales Evocados. Un cruce entre La parada de los monstruos sobrenatural y en ambientes de los gules de Lovecraft, El mago de Oz pero subterránea, de horror y con protagonista confundido, más un Leatherface mucho más inteligente, pulcro y fan de hacer punto pero no menos letal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin