viernes, 10 de marzo de 2017

TRÍADA. Laura Gallego García




Portada del libro Tríada, de Laura Gallego-Más pero no necesariamente mejor.- 


Lo que nos cuenta. En el libro Tríada (publicación original: 2005), Ashran y los suyos creen en la victoria final a pesar de que la Resistencia siga operando. Cuando el grupo va a la torre de Kaziunn, son víctimas de una emboscada en la que habrá bajas. Los supervivientes tratarán de organizarse y terminarán descubriendo que hay otro grupo que se opone a Ashran. Segundo libro de la trilogía Memorias de Idhún.

Mi opinión. Libro con menos ritmo y fluidez que el primero, engordado mediante situaciones repetitivas en el fondo aunque al frente se intente cambiar la situación, que hace crecer el número de personajes con algo que decir por más que el triángulo central siga dominando la narración, con mucho peligro de cartón-piedra, almibarado y entretenido para los fans más irredentos de estos productos de Fantasía Young Adult.

Destacado. Que aquellos que lo leyeron con cierta juventud y lo disfrutaron deberían abstenerse de releerlo cuando tengan más edad y bagaje lector.

Potenciales Evocados. Casi todos los clichés de su género y subgénero (a la cabeza llegan con rapidez referentes como Narnia y Krynn, aunque no son los únicos y están adaptados a los gustos más actuales de los últimos años) pero bien llevados a rajatabla y de los que sus lectores naturales no suelen ser conscientes hasta que crecen y/o leen más, por lo que no los sufren y muy al contrario los disfrutan si leen el libro en el momento vital correcto.

2 comentarios:

  1. Lo leí con unos catorce años, el fin de una aventura que experimenté como la cima de emociones que debía suscitar en mi primigenia –e ingenua, entregada, candorosa– experiencia lectora. Frente al escepticismo y la sensación eminentemente pragmática con el que leo ahora y desde hace años la inmensa mayoría de los libros, es decir, con un interés más intelectual que emocional o sensitivo, en mi niñez y primera mitad de la adolescencia leía por absoluta vocación y necesidad vital: el mundo físico desaparecía y me transportaba a mundos que, si bien aparentemente ficticios, resultaban, en la experiencia, perfectamente creíbles, sólidos, verdaderos.
    Este es el único libro que ha conseguido que estuviera leyendo desde primera hora de la mañana hasta última hora de la noche, solo parando unos minutos para comer apresuradamente, con el resultado final de cuatrocientas y pico páginas leídas, y, aun con ello, sin la sed saciada. Toda esa aventura de Memorias de Idhún representaba mis anhelos tan fielmente que se convirtió en una verdadera droga. Amor apasionado, amistad, heroicidad, refugios paralelos, planos de variado y exótico contraste. Los anteriores volúmenes los leí en mitad de clase, a escondidas, y los recreos los pasaba encerrado en el baño para hacer lo propio. Por supuesto, genera y/o alimenta unas expectativas tan elevadas, literarias, de lo que ha de ser la vida de un joven, el romance y demás, que te queda una insatisfacción ante el panorama que presenta la vida real que te deja marcado de frustración e indiferencia por mucho tiempo (sino para toda la vida, ya se verá). Y eso que, a día de hoy, no creo que me atreviera a releerlo, por no aniquilar, con certeza, la leyenda vital que supuso para mí en su día este libro. Es mejor no arruinar esta estrella en el firmamento de mi juventud más fantasiosa y primitiva. Creo que, al igual que yo, muchos de los que leyeron estos libros con la edad y las aspiraciones adecuadas, dejaron parte de su alma en aquel mundo fabuloso. Para bien y para mal, quedamos como idhunitas atrapados en un planeta Tierra que no es nuestro.

    Saludos.

    (Por cierto, si me permite, ¿no le habrá el corrector cambiado "vagas" en lugar de "bajas"?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo con usted, Alex nam dive. Este libro dejó una huella en los lectores que se acercaron a él con la edad correcta. No lo vuelva a leer jamás, no deje que la edad y la experiencia lectora le estropeen el recuerdo tan bueno que le dejó hace ya años.

      Y tiene razón también en lo del autocorrector. Corregido, muchas gracias por el aviso y por la aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin